jueves, 10 de junio de 2010

1829 - 10 de Junio - 2010 Día de la Reafirmación de los Derechos Argentinos sobre las Islas Malvinas, Islas del Atlántico Sur y Sector Antártico

Se conmemora en este día la designación del primer Gobernador argentino en las Islas Malvinas, en 1829. En aquel año, el Gobierno de Buenos Aires designó Gobernador del Archipiélago a Luis Vernet, quien estaba trabajando en la colonización del puerto Soledad.
Esta acción se suma como un hito más a los antecedentes que dan apoyo a los reclamos de soberanía argentina sobre las Islas Malvinas, Georgias y Sandwich del Sur.

martes, 8 de junio de 2010

Radarización del Teatro de Operaciones del Atlántico Sur. Reseña de los radares operados desde el continente y desde Puerto Argentino en Malvinas


Durante el conflicto de Malvinas, la Fuerza Aérea Argentina desplegó y operó en las islas un radar Westinghouse TPS-43 para realizar el control de todas las operaciones aéreas. El radar Westinghouse 43-E determina las tres dimensiones (azimut, distancia y altura), con un alcance de 220 millas náuticas (410 Km.). Fue diseñado modularmente de manera tal que sea posible su despliegue a distintos lugares a través de medios aéreos, marítimos o terrestres.
Este fue el radar utilizado para guiar a los aviones contra los buques británicos; para controlar a los cazas argentinos en los combates aire-aire con los aviones Harrier; para alertar a la defensa antiaérea; y para localizar a la flota británica y más específicamente a sus portaaviones, entre otras actividades.


Para el radar instalado en Malvinas, con un alcance de 220 millas náuticas, así como para los que se encontraban en el continente, el techo o altura máxima era de 100.000 pies, lo que no quiere decir que vea hasta dicha distancia, porque depende de la configuración del lóbulo del radar. Es el caso de los radares móviles Cardion Alert del Ejército Argentino, cuyo alcance está en las 120 millas náuticas.
Además del despliegue en las islas del Grupo 2 de Vigilancia y Control Aéreo, se desplegaron otros tres Escuadrones V.Y.C.A. móviles en Puerto San Julián, en Río Gallegos y en Río Grande, cubriendo de esta manera todo el Teatro de Operaciones Sur. Secundando a las Estaciones de Interceptación desplegadas, se conforman otras Estaciones V.Y.C.A. Móvil con Radares Cardion del Ejército Argentino en Puerto Santa Cruz, San Julián, Viedma, Trelew, Puerto Argentino y Mar del Plata, todos ellos bajo control operacional de la Fuerza Aérea Argentina.


Fuente: Diario de Guerra del Radar Malvinas. FAA.

martes, 1 de junio de 2010

Las acciones aéreas del lunes 01 de junio de 1982. El derribo del Hércules C-130H TC-63

Orden Fragmentaria 2258.

Avión C-130H, matrícula TC-63, perteneciente al Grupo 1 de Transporte Aéreo, Escuadrón 1, desplegado en Comodoro Rivadavia y El Palomar, con indicativo TIZA.
Misión: exploración y reconocimiento.
Tripulación: capitán Rubén Martel, capitán Carlos Krause, vicecomodoro Hugo Meisner, cabo principal Miguel Cardone, cabo principal Carlos Cantezano, Suboficial principal Julio Lastra, suboficial ayudante Manuel Albelos.
Despegó de Comodoro Rivadavia a las 06:30.
El TIZA decoló de Comodoro Rivadavia a las 06:30, pero regresó poco después por fallas. Solucionó las novedades y volvió a despegar a las 08:53.
Arribó al punto V (50°00'S/61°00'O), a las 10:15 e inició, desde allí, el recorrido triangular hacia el punto A (50°48'S/60°20'O), al que arribó a las 10:25.
Luego, siguió al punto L (50°30'S/60°17'O), alcanzándolo a las 10:35.
Cuando se dirigía al punto B (50°30'S/59°39'O), el más exterior de su recorrido y volando a 10.000 pies (nivel de vuelo 100) tal cual lo ordenado, informó:
El IFF (identification friend or foe, identificación amigo o enemigo) se encendió por 10''-7''-6''-, se mantiene encendido, e informó luego: ¡Estamos en emergencia!...
Las comunicaciones se cortaron...
A las 10:50, el TC-63 fue interceptado y derribado por una patrulla aérea de combate; cayó en el mar y no hubo sobrevivientes.


Fuente: Extracto de "Historia de la Fuerza Aérea Argentina"
Tomo VI: La Fuerza Aérea en Malvinas.

El ataque al crucero General Belgrano. Una mirada sobre la asistencia noruega a Gran Bretaña en contraposición con la ayuda soviética a Argentina


Fotos satelitales rusas, captadas por el espionaje noruego, habrían sido la clave para el dramático hundimiento del crucero argentino.
El episodio más dramático de la Guerra de Malvinas, el hundimiento del crucero General Belgrano, que costó la vida de 323 marinos argentinos, habría sido posible a partir de la información de satélites soviéticos “robada” por Noruega. Esa es una de las conclusiones a lasque llega el periodista ruso Sergey Brilev en su libro sobre los distintos aspectos de la participación rusa en el conflicto del Atlántico Sur.
La afirmación de Brilev está basada en una investigación realizada en 2002 por la cadena televisiva noruega NRK, que en realidad no tuvo mayor difusión en la Argentina en aquel momento. Ese informe decía que, durante el conflicto de Malvinas, los noruegos capturaban sistemáticamente la información de los satélites soviéticos desde la base ubicada en la localidad nórdica de Fauske.
Brilev explica que, dentro del esquema de la OTAN, Noruega era el país “especialista” en asuntos soviéticos, no sólo porque compartía frontera con la URSS, sino porque además contaba con una buena industria electrónica como para ocuparse de espiar la información satelital.
Por eso, durante la guerra de Malvinas, “el Servicio de Inteligencia Noruego interceptaba y decodificaba todos los datos provenientes de los satélites de inteligencia soviéticos. Y esa información era transmitida a Gran Bretaña, una aliada de Oslo dentro de la OTAN” explica Brilev.
La información de la televisión noruega fue confirmada en su momento por una alta fuente militar británica que dijo: “Cuando estalló la guerra, nosotros no teníamos información de inteligencia del área. Fue ahí donde tuvimos ayuda de los noruegos, que nos brindaron permanentemente información sobre las posiciones de los barcos argentinos”.
Brilev explica que, a partir de las fotografías satelitales que interceptó Noruega, los británicos tuvieron las coordenadas con la posición del crucero argentino, lo que les permitió destruir la nave el 02 de mayo de 1982, aún cuando se hallaba fuera de la zona de exclusión marítima.

Fuente: La Nación. Enfoques. 30/05/2010 (Sobre el libro de Sergey Brilev).